¿Buenas prácticas de campaña?

Basta mirar las ciudades del país, para darse cuenta de que el periodo de campaña para la elección municipal está en su apogeo. No hay plaza comunal, cancha de fútbol o sede vecinal, que no haya sido visitada por un-a candidato-a.

Lamentablemente, en esta fase, además de los discursos, existen otras prácticas que salen a relucir y que distan bastante del ambiente de fiesta cívica de la cual nos vanagloriamos.

Sobrepoblación de propaganda en la vía pública; olvidado quedó el artículo de la ley de elecciones que prohíbe instalar propaganda que dificulte la visión o ponga en peligro el libre y seguro transito por la ciudad. Es así como debemos enfrentarnos a carteles colgados de semáforos, lienzos que tapan la luminaria, palomas que no permiten ver si vienen la locomoción, miles de volantes tapando alcantarillas, etc. La pregunta que surge de inmediato, es si los-as candidatos-as, han olvidado de que el motivo de su postulación es mejorar el entorno y la calidad de vida comunal, y mensaje que no queda instalado cuando realizan una campaña que ensucia, deteriora y pone en peligro nuestro espacio local.

Destrucción de los materiales de campaña de otras candidaturas; pareciera que las reglas mínimas del juego político, en donde la expresión de las ideas políticas es lo que importa, son desdeñadas por algunos equipos o comandos de campaña, que entiende de que la competencia pasa por la destrucción de los afiches, palomas, carteles, lienzos, etc de los-as otros-as candidatos-as. Las acciones más utilizadas en esta estrategia son las bombas de pintura para “colorear” los rostros en los afiches y cuchillos de buen filo, que son utilizados para cortar lienzos y rajar palomas. Sabía ud. que en Ñuñoa se pagan $3.500 pesos por cada rostro cortado de una paloma de Danae Mlynarz, candidata a alcaldesa, o que en La Reina, se enteran $2.000 por el trozo donde aparece la letra y nº de lista de Adriana Muñoz, candidata a concejala?

Inexistencia de identidad política; por más que ud. intente encontrar el logo o alguna referencia por pequeña que sea en la publicidad callejera de la mayoría de los-as candidatos-as, no podrá hacerlo. ¿La razón?, muchos-as han optado por presentarse ante la comunidad sin una identidad partidaria, por lo tanto al menos de que averigüemos por nuestra cuenta, ud no podrá enterarse si ese señor, señora o señorita, que aparece sonriente en una gigantografía mirando hacia el porvenir, es militante de la UDI, RN, PRI, PS, PPD, PRSD, PDC, IC, PH, PC, etc. , todo esto bajo la falsa premisa de que el electorado vota por la persona y no por su ideología política.

Reemplazo del intercambio de ideas por la violencia y el amedrentamiento; con sólo poner un poco de atención a los debates entre diversos-as candidatos-as en los medios de comunicación nos puede quedar claro, como su estrategia pasa más por desperfilar al contendor-a en base a amenazas que por comunicar sus propuestas tendientes a mejorar la comuna que pretende representar. Insultos, acusaciones e improperios, han traspasado el umbral de las buenas costumbres políticas, llegando a impresionarnos con acciones como el retiro por orden municipal de la propaganda de Carolina Riveros, candidata a alcaldesa por la comuna de Independencia, o las amenazas a organizaciones sociales que apoyan la candidatura a concejala de Eva Jimenez, de retiro de apoyo financieros.

Entre este ambiente enrarecido de acciones de dudosa responsabilidad política, también surgen otras formas que si podríamos llamar de Buenas Prácticas de Campaña, importantes de resalta, como por ejemplo:

Acuerdos de estrategias entre todos-as los-as candidatos-as de la comuna; en la comuna de Providencia se firmó un pacto que ha venido ha fijar las reglas entre las que se desenvolverá la campaña electoral, uno de los puntos que considera es la no se realización de puerta a puertas y el respeto a los stand informativos de los-as candidatos-as.

Empoderamiento de las mujeres; en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, Carmen Salinas, postulante a concejala, ha optado por formar su comando sólo con mujeres entendiendo que este periodo es una buena posibilidad de promover a otras en los espacios político comunales.

Quedan 10 días para el cierre del periodo de campaña electoral, es de esperar que estos sean utilizados por los-as candidatos-as y sus comandos en comunicar a sus electores-as los proyectos de desarrollo que proponen para sus comunas, más que dar penosas muestras de accionar político.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Municipales 2008 y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s